Alimentos para una buena salud bucodental

 

Como ya hemos visto en artículos anteriores, para mantener nuestra boca sana y limpia a lo largo del tiempo no sólo hay que cepillarse los dientes después de cada comida, tener una buena higiene y visitar a nuestro dentista regularmente.

También podemos mejorarla o empeorarla con el tipo de alimentación que tenemos. La alimentación es un factor importante pues al igual que comer dulces o bebidas azucaradas puede afectar negativamente nuestra salud bucodental, llevar una dieta carente de ciertos nutrientes también puede proporcionar menos resistencia a determinadas infecciones bucales.

El equipo de profesionales especializados de Suárez & López, clínica dental en Madrid, nos sugieren una lista de alimentos que aportan nutrientes y fortalecen nuestros dientes.

 

Agua

Produce una mayor salivación. Cuando el organismo no está bien hidratado ahorra agua y genera menos saliva. Es recomendable por este motivo beber entre unos 1,5 y 2 litros de agua al día.

 

Leche

La leche y todos sus derivados aportan calcio a los dientes, con este elemento se produce la reparación del esmalte dental. El queso refuerza la superficie del diente y el yogurt sin azúcares es muy útil para remineralizar el diente.

 

Frutas y verduras

Manzanas, zanahorias y el apio tienen un efecto de barrido sobre la placa bacteriana. Limpia los dientes y ayuda a que las encías no se inflamen. Además, las frutas y verduras facilitan la eliminación de la placa bacteriana y restos de comida adheridos a los dientes porque potencian la producción de saliva.

 

Chicles con azúcar y con xilitol

El compuesto xilitol es un edulcorante natural que tiene importantes efectos contra las caries y las bacterias bucales manteniendo una óptima salud bucodental. Con estos productos se favorece la limpieza de los dientes porque potencian la secreción de saliva también.

 

Alimentos sin color

Los alimentos con color se caracterizan por la pigmentación que tienen, y ésta puede influir en los dientes provocando manchas o tiñéndolos. En cambio, el arroz blanco, las carnes y los pescados blancos no tiñen.

 

Alimentos con fibra

Los cereales integrales o legumbres promueven también la producción de saliva porque exigen un mayor esfuerzo de masticación

 

Frutos secos y semillas

Se trata de alimentos ricos en vitaminas y minerales, entre los que destacan el calcio. Los más recomendados serían almendras, avellanas y pistachos (mejor naturales y sin azúcar o miel)

 

El té se caracteriza por aportar refuerzo para el esmalte, actuando como flúor, y también combate las bacterias

 

Con la incorporación de estos alimentos a tu dieta y hábitos diarios, combinándolos con ejercicio, obtendrás grandes beneficios.

No olvides cepillarte los dientes después de cada comida con pasta dentífrica flourada, utilizar seda dental y visitar a tu dentista con regularidad para que te haga revisiones periódicas.

 

Pide tu cita y ponte en manos del equipo del Dr. Carlos López Suarez, equipo líder en salud dental, implantología y estética dental en Madrid.

Pide tu cita Aquí