La importancia que deberíamos darles a los dientes de Leche

 

Es imprescindible cuidar la boca de los más pequeños, incluso desde antes de que haga erupción el primer diente.

 

Todos podremos estar de acuerdo en que sonreír es una forma importante de comunicación, de presentarnos ante el mundo, de expresar alegría, de causar una buena impresión, de romper el hielo ante los demás, y un largo etcétera.

¿A quién no le gusta una sonrisa de una persona risueña -sea bebé, niño, adolescente o adulto?

 

Pero a parte, tenemos innumerables razones por las que deberíamos darles especial atención y cuidar de los dientes de leche de nuestros más pequeños.

 

  • Los dientes temporales “guardan el espacio” a los dientes permanentes.
    La pérdida prematura de una pieza dentaria puede causar migración de los dientes vecinos -que intentan cerrar la brecha o hueco- causando más adelante, posibles problemas de espacio al hacer erupción los dientes permanentes.

 

  • Las raíces de los dientes de leche se reabsorben y el cuerpo reutiliza estos mismos minerales para terminar de mineralizar los dientes permanentes. Si los dientes de leche están ausentes se dificulta este proceso fisiológico.

 

  • Los dientes temporales cumplen una función imprescindible dentro de la fonación, permitiendo al niño pronunciar correctamente cada sonido mientras aprende a hablar. ¿Puedes pronunciar las letras S, F, T o C sin usar los dientes?

 

  • La dentición primaria tiene también un papel fundamental para el corte, triturado, masticación e inicio de la digestión de los alimentos. A medida que hacen erupción, vamos incorporando gradualmente la alimentación complementaria -es decir, complementando al alimento principal, que en edad lactante es la leche materna- en la dieta del pequeño.

 

  • La presencia de los dientes temporales en boca favorece el correcto desarrollo de las estructuras maxilofaciales, tanto a nivel óseo como muscular. Al contrario, la ausencia de éstos puede dificultarlo.

 

  • La presencia de caries en los dientes temporales aumenta la probabilidad de que se desarrollen caries también en la dentición permanente. Además, si un diente primario tiene caries y llega a afectarse la pulpa, puede verse afectado también su sucesor permanente.

 

Por eso, debemos tener especial cuidado de los dientes de los mas pequeños en casa. Mantener una buena rutina de higiene y visitar al dentista periódicamente para destacar la existencia de algún problema o, en el caso de que exista, tratarlo en su fase inicial. Siempre es mejor atajarlo cuanto antes.

 

En nuestra clínica contamos con nuestra Odontopediatra que estará más que encantada de atender con especial atención y cariño a los más pequeños de la casa.
Pide tu cita Aquí